Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


lunes, 9 de marzo de 2015

Los penales de Messi y el balón del Madrid: Dos misterios que escapan de la lógica deportiva


Por estos días abundan los misterios en el panorama deportivo.

Por Raúl Fain Binda @BlogDeLalo / BBC Mundo
Consultado en Banca y Negocios en el artículo: Tres misterios que escapan de la lógica deportiva

Un profesor de Historia que tuve en el colegio secundario, que sólo nos hablaba de libros (y encima nos pedía que firmáramos peticiones de premios para sus amigos escritores), nos dijo una vez que el verdadero talento de Agatha Christie consistía en crear falsas pistas para proteger a sus asesinos.

“En realidad”, explicaba, “los crímenes suelen ser cometidos por los sospechosos más obvios, alguien de la familia, un intruso, el amante, el socio; y por las razones más convencionales, celos y dinero, casi siempre.”

En el aula solíamos decir que nuestro profesor tenía más mentalidad de policía que de historiador.

Ahora me pregunto qué diría sobre tres de los misterios más comentados en la actualidad deportiva.

•El Misterio de Fernando Alonso

Para explicar su accidente en Montmeló se habla de un desvanecimiento del piloto (los soponcios son relativamente comunes en la gente normal), una descarga eléctrica originada en un defecto de su McLaren-Honda, y un fuerte viento lateral; entre las posibles consecuencias de la conmoción se menciona una regresión a la adolescencia (¡hablando en italiano, idioma que no dominaba entonces!) y los temores de los médicos sobre un posible “síndrome del segundo impacto”, respetando un protocolo introducido hace poco en la NFL (Liga del Fútbol Americano), donde las conmociones cerebrales son comunes.

Según este protocolo, la recuperación debe seguir una progresión cuidadosamente controlada: reposo, ejercicio aeróbico, ejercicio sin contacto, entrenamiento liviano y entrenamiento habitual.

Suponemos que el viejo profesor se inclinaría por creer la versión oficial, que es tranquilizadora, pero llama la atención la abundancia de opiniones y juicios alarmantes entre gente “del ambiente”.

•El misterio de los penales de Lionel Messi

El delantero del Barcelona volvió a fallar un lanzamiento de penalti en la victoria de su equipo 6-1 ante el Rayo Vallecano, que impulsó al Barcelona al primer lugar de la tabla, con un punto de ventaja sobre el Real Madrid, que perdió 1-0 ante el Athletic.

El árbitro ordenó retomar el lanzamiento por invasión del área (muchos encontraron esto demasiado generoso) y Messi no sólo convirtió con el segundo disparo, sino que marcó otras dos veces en 12 minutos, completando su hat-trick más rápido, el 32 de su trayectoria en el Barça.

Por supuesto que el “misterio” de los fallos de Messi no es tal: se trata de una combinación de inseguridad y una técnica relativamente inferior… teniendo en cuenta la calidad del lanzador.

En el Barcelona hay (o eso nos dicen) mejores lanzadores de penaltis que Messi, en particular Luis Suárez, así como en el Real Madrid hay mejores especialistas de tiros libres que Cristiano Ronaldo, quien ha fallado los últimos 51 lanzados: CR7 no perdona desde los 11 metros, pero sus tiros libres son mediocres… para el nivel que esperamos de él.

El rosarino es un genio que, en la jerga de los comentaristas, “hace fácil lo difícil”, de modo que muchos no entiendan que le cueste hacer algo supuestamente “más fácil”, como señalar desde los 11 metros.

Pero no faltan los comentaristas para quienes los penales de Messi no figuran entre lo mejor de su repertorio: que los lanza sólo con el interior del pie (rara vez con parte del empeine, que daría más fuerza), sin esconder bien el destino de los disparos y que estos no tienen la precisión habitual en él.

En el plano mental, es evidente que Messi no es un témpano sin nervios: el 11 de febrero, ante el Villarreal, pidió a Neymar que lo relevara en el lanzamiento: el brasileño, sorprendido (y también falto de práctica, ya que su anterior gol de penalti había sido el 14-11-2012), falló su tiro.

Otro dato que muestra su inhibición mental y su problema técnico es que está acentuando su preferencia a su “lado de seguridad” (la derecha del arco, izquierda del portero), sin angular mucho los tiros y a media altura, facilitando la intercepción si el portero adivina a qué lado disparará.

•El misterio del bajón del Real Madrid

Tras una campaña excepcional a fines de 2014, que coronó con el título del Mundialito de Clubes, el Real Madrid ha tenido resultados decepcionantes para sus seguidores en lo que va de 2015.

La llamada “zona noble” del Santiago Bernabéu (la directiva) y una parte de la prensa adicta responsabilizan al entrenador Carlo Ancelotti: al parecer, su flexibilidad y “mano izquierda”, tan útiles y elogiadas el año pasado, son defectos graves en 2015.

Otros dicen que el verdadero culpable es el presidente Florentino Pérez, que limpió al plantel de mediocampistas, rellenándolo con mediapuntas y también espera (o así suponen muchos) que siempre jueguen sus delanteros favoritos, CR7, Bale y Benzema, que no se esfuerzan en defensa.

También se menciona la ausencia por lesión de Luka Modric, James Rodríguez y Sergio Ramos, pero lo cierto es que el equipo estuvo jugando mal varias semanas antes de las bajas de James y Ramos.

En realidad, tanto Agatha Christie como mi viejo profesor apuntarían que la clave del rendimiento reciente del Real Madrid es el bajón de Cristiano Ronaldo, atribuido por algunos a razones sentimentales y por otros a secuelas de la lesión que tanto lo afligió la temporada pasada.

El Real Madrid de los últimos años, en sus diversas formaciones, ha estado orientado a facilitar la operación de CR7; si él no está bien, el equipo se resiente, más allá de que las ausencias de personal contribuyan al mal funcionamiento, partiendo el equipo por la mitad, como se dice en la tribuna.

El portugués ya no corre como antes… ni siquiera chuta como antes.

Guillem Balagué, su biógrafo (también lo ha sido de Messi), publicó hoy en el diario AS un curioso comentario, titulado “Hace falta que alguien se lo diga”.

¿Que le diga qué? Pues que “ahora no corre suficiente al espacio, que le cuesta irse de los defensores, que no participa suficiente en la creación del juego (…) porque no está sustituyendo (con juego) sus limitaciones físicas: el cuerpo no le está dando lo que necesita”.

Encontrar una nueva misión para CR7 tendría implicaciones para el juego del equipo (y la integridad de la delantera BBC, tan cara a Florentino Pérez) que quitarán el sueño a Carlo Ancelotti… si es que sigue en su puesto la temporada venidera, algo que muchos ponen en duda.

Muchos madridistas creen que todo esto es charla, que con el retorno de Modric y James el equipo encontrará nuevamente su juego, y que el malestar de Cristiano es pasajero, fruto de su fastidio ante la falta de buena compañía, en su casa y en el campo de juego.

Mi viejo profesor diría que el crack siempre es responsable, tanto de lo bueno como de lo malo.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…